CJC y CJC, en Caína y la historia de las literaturas

August 18, 2006

• CJC, fotografiada desnuda por Lewis Carroll
• Aventura carnal con Picasso
• Semprún, un comunista que colabora con los nazis en Buchenwald
• Diferencias entre las Comedias bárbaras y Faulkner
Influencias de Proust, Faulkner y Nabokov

ABC publica hoy (17 agosto 06), “peinado” y “con calzador”, ligerísimamente maquillado el fondo de mi novela La locura de Lázaro (Espuela de Plata / Renacimiento), un diálogo que sostuve con Antonio Astorga el pasado día 8. Este fue nuestro diálogo, exacto:

Celia Jiruña Carón nació en una noche de ánimas en pena, en medio de una inmisericorde lluvia en el valle del Juzo, rubita, diminuta, desamparada. ¿Su vida será una comedia bárbara?

Q.- No. Las comedias bárbaras son esperpentos. La vida de Celia será una tragedia, más cerca de la tradición bíblica contemporánea, la encarnada por Faulkner. El esperpento tiende a destruir, dando una imagen deformada de la realidad, a través de un espejo cóncavo. La tragedia bíblica habla de la tragedia de vivir, tras el destierro del Paraíso.

Celia Jiruña Carón (CJC) ¿es un trasunto de CJC, Camilo José Cela?

Q.- No. Mi CJC fue fotografiada por Lewis Carroll, adolescente, desnuda. Y tuvo una aventura carnal con Picasso. Su mejor amiga fue una actriz famosa que hizo cine con Truffaut y Visconti. Se casó en París apadrinada por Miguel Pérez Ferrero (que fue corresponsal de ABC y confidente de los Machado y Baroja); tuvo amoríos con Lo – li – ta (la joven mariposa de la novela de Nabokov). La vida de mi Celia no tiene nada que ver con Camilo. Él si estaba cerca de las comedias bárbaras. Mi personaje viene de los cuentos de hadas revisitados por Nabokov.

Aprendió Celia muy pronto el arte de una calculada hipocresía, escribía a las golondrinas unas oscuras cartas donde trataba de brujas y arpías a varias hermanas de su orden. ¿El internado en el que la confinaron era para ella una especie de opio?

Q.- Las cartas a las golondrinas vienen de Ramón Gómez de la Serna. Ramón las escribía desesperado, en el destierro, esperando que las golondrinas las llevasen a su tierra madrileña. Cuando las cartas de Ramón llegaban a Madrid eran recibidas a palos, con veneno, entre risas de gente zafia e ignorante. Mi Celia no conoció a Ramón. Pero sus cartas a las golondrinas también son el gesto de desesperación de una adolescente que sueña con la libertad.

¿En el terreno literario, las obras que creará su escritora son un paralelo de las de Cela?

Q.- Toda la obra de Celia Jiruña Carón es algo así como el reverso de los libros de Cela que más admiro, comenzando por La colmena. A mi modo de ver, el título del libro de Camilo no corresponde exactamente a su contenido. En una colmena vive una comunidad laboriosa. En La colmena, los seres humanos están caídos en una trampa que se parece muy mucho a una almadraba: un cepo donde la vida arponea a unos y otros, sin piedad. Mi Celia escribe La almadraba.

Jamás nadie le ha hecho a Camilo José Cela un homenaje tan grande y apasionado como el suyo. ¿Del frondoso árbol de Camilo jamás se podrá hacer leña ni siquiera cuando es cadáver exquisito?

Q.- Camilo es un monumento en la historia de las literaturas españolas. Lo de cadáver exquisito me parece un calificativo miserable.

Celia Jiruña Carón, última heredera de Quevedo y Valle, se casa con Laure Fokine, que haría una carrera de gran actriz, se cruza con Foucault en un prostíbulo sadomasoquista, se dijo que tuvo una escandalosa aventura carnal con Pablo Picasso y culmina su porfía contra ángeles, demonios y fantasmagorías varias con la obtención del Nobel de Literatura. ¿Al fin y al cabo, Celia Jiruña no es más que un corazón solitario precipitada en un torbellino de pasiones luciferinas?

Q.- Señorita corazones solitarios es el título de una novela de Nathanael West y el nombre de un consultorio radiofónico de cosas más o menos sentimentales. Mi Celia se casará de muy mala manera con el director de un consultorio radiofónico de esa especie rosa subido.

Asoma incluso en su novela un ministro de la Cultura que no acompañará a su escritora a recoger el Nóbel a Estocolmo. ¿Jorge Semprún se dará por aludido?

Q.- Mi ministro de cultura estuvo en Buchenwald, cuando los nazis entregaron la gestión administrativa de ese campo de concentración a los comunistas allí encerrados. Robert Antelme, que fue amigo de Semprún, ha contado sus íntimas reservas ante el comportamiento ético de los comunistas, en Buchenwald. Los oficinistas comunistas elegían para los nazis los reclusos que los nazis reclamaban para realizar trabajos de los que no se volvía nunca. Semprún ha escrito muchos libros para maquillar esa historia.

Hay crítica literaria en “La locura de Lázaro”, menciones a Juanita Narboni, Mario Antolín, Ignacio Gómez de Liaño, Rafael Conte, César González-Ruano, Víctor de la Serna, Ramón Gómez de la Serna, algún pintor cuyo modelo es Antonio López, el propio JPQ… ¿Qué atormentado puesto ocupa Caína en la Historia?

Q.- Caína es la ciudad infernal donde Dante abandona a los hijos de Caín. Mi Caína está geográficamente próxima a la Región de Juan Benet, de donde es oriunda la familia de mi Lázaro, cuya locura lo lleva a soñar que terminará escapando a esa tumba, poblada de fantasmas endemoniados, los de nuestra historia.

La crítica especializada ha dicho de su relato que el estilo es legatario del mejor Valle y el mejor Quevedo. ¿Qué opina al respecto?

Q.- Que es demasiado comparar. Todos los escritores españoles de España y las Américas debemos algo a Valle y Quevedo. Esa deuda no comporta ningún valor particular. En mi caso, me gustaría pensar que han podido influirme Proust, Nabokov y Faulkner. La pasión de mi CJC por Lo – li – ta es un pálido reflejo de mi propia pasión por el libro de Nabokov.

Advertisements

32 Responses to “CJC y CJC, en Caína y la historia de las literaturas”

  1. Miguel González Says:

    En una tertulia madrileña se ha dicho que en algunos periódicos no se ha hablado de su libro porque altas jerarquías son amigas de la viuda de Cela y algunos de los personajes que salen en su libro. ¿Qué piensa de eso, Quiñonero..?

    Miguel

  2. biocjc Says:

    Hola, Miguel,

    ¿Debo responder a este tipo de presuntas?
    .. Lo siento: NO me sale. Quizá huí de España huyendo de esos mundos y del mundo que refleja esa pregunta.
    .. En la entrevista que da pie a ese y este comentario creo responder.
    .. Sorry, Miguel.. ¿”Miguel..”?..

    Q.-

  3. Rosario Says:

    Buenas y amistosas, oigan

    YO no he leído nada sobre el libro; pero lo estoy terminando. Las escenas de lujuria y cama entre la señora premio Nobel, doña Celia, y su novio, o chulo, o macarra trepa, locutor radiofónico,madrileño y reconocible, como la vida misma, me parecen dignas de Valle Inclán. Lo que digo,

    Rosario

  4. Miguel González Says:

    Rosa y ¿¿¿quién es ese locutooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooorr??
    Cuentaa..

    Miguel

  5. biocjc Says:

    Perdón.. antes que Rosario o nadie escriba ningún horror, ME APRESURo A SUBRaYAR QUE LAS ESCENAS DE “LUJURIA Y CAMA” (gracias por elogio, moza) ENTRE MI CJC Y SU.. NO TIENEN POR PROTAGONISTA A NINGÚN LOCUTOR RADIOFÓNICO NI CONOCIDO NI RECONOCIBLE NI NADA POR EL ESTILO.. lo mío es otra cosa..

    Q.-


  6. […] Biografía NO autorizada de CJC. CJC y CJC en Caína y la historia de las literaturas. […]


  7. […] Biografía NO autorizada de CJC. El puesto de CJC y CJC, en Caína y la historia de las literaturas. […]


  8. […] Busco y no encuentro mi texto sobre el Picasso erótico, que data del 2001 y continuaré buscando. El encuentro carnal entre Picasso y mi CJC tiene ese origen último, cuyas raíces datan de la necrológica que se publicó en Cuadernos Hispanoamericanos. […]


  9. […] Biografía NO autorizada de CJC.  CJC y CJC, en Caína y la historia de las literaturas. […]


  10. […] Biografía NO autorizada de CJC. CJC y CJC, en Caína y la historia de las literaturas. […]


  11. […] Biografía NO autorizada de CJC. CJC y CJC, en Caína y la historia de las literaturas. […]


  12. […] CJC y CJC, en Caína y la historia de las literaturas. […]


  13. […] Desde el primer día intenté dejar claro las diferencias insondables que existen entre la vida real de Camilo José Cela y la vida imaginaria del personaje central de mi novela La locura de Lázaro, Celia Jiruña Carón: “La vida de mi Celia no tiene nada que ver con Camilo. Él si estaba cerca de las comedias bárbaras. Mi personaje viene de los cuentos de hadas revisitados por Nabokov”. […]


  14. […] Desde el primer día intenté dejar claro las diferencias insondables que existen entre la vida real de Camilo José Cela y la vida imaginaria del personaje central de mi novela La locura de Lázaro, Celia Jiruña Carón: “La vida de mi Celia no tiene nada que ver con Camilo. Él si estaba cerca de las comedias bárbaras. Mi personaje viene de los cuentos de hadas revisitados por Nabokov”. […]


  15. […] A mi manera, Anales del alba es el proyecto de un poeta ¿ibero?, hacia el alba del último día, para su pueblo, presto a combatir con su palabra el saqueo y la destrucción de todo cuanto amó, enrolándose con los prófugos y revolucionarios perseguidos y crucificados en el Monte de los Olivos, pertrechado con el arma única de los apóstoles de la palabra. Mi CJC, la protagonista de La locura de Lázaro, escribe una novela en una lengua amenazada de muerte, el jucetino, embarcada en el mismo proyecto mesiánico de intentar salvar a su patria: de ahí las diferencias de CJC y CJC en la historia de Caína y sus literaturas. Sobre las relaciones entre el jucetino y la yaquetía ver CJC, Ángel Vázquez, Haro Ibars, Juanita Narboni, yaquetía, jucetino. […]


  16. […] CJC y CJC, en Caína y la historia de las literaturas. […]


  17. […] Los héroes de Faulkner se redimen en su solitaria lucha desigual contra ciegas fuerzas pasionales o geológicas. Los héroes de Benet nos enseñan a morir como hombres fieles a truncos ideales vencidos en el campo de batalla, pero invictos en el campo de honor de las ideas. La locura de mi Lázaro es creer posible e indispensable la redención de su tierra, en las estribaciones del valle del Juzo, no lejos de Región. De ahí el puesto tan distinto de CJC y mi CJC en Caína y la historia de las literaturas. […]


  18. […] Mafias y policías culturales. ● Una cultura confiscada por las mafias. ● CJC y CJC, en Caína y la historia de las literaturas. ● Así llegó Lolita a la más poderosa de las grandes editoriales de […]


  19. […] Esta es mi visión personal de tales relaciones biográficas: CJC y CJC, en Caína y la historia de las literaturas. […]


  20. […] es mi visión personal de tales relaciones biográficas: CJC y CJC, en Caína y la historia de las literaturas. Posted by biocjc Filed in […]


  21. […] CJC y CJC, en Caína y la historia de las literaturas. […]


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: